ALICIA DE LARROCHA


- Barcelona, 23 de mayo de 1923
- Barcelona, 25 de septiembre de 2009

El personal estilo pianístico de Alicia de Larrocha, unido a su depurada técnica, hicieron de ella una de las mejores intérpretes de la música española, sobre todo de las obras de Albéniz y Granados, así como de otras grandes piezas de la literatura para piano.
 
Admirada por el público y la crítica, desarrolló una brillante carrera y, a pesar de sus numerosas giras, llevó también a cabo una importante labor docente.

Tras dar su primer concierto público a los cinco años, Alicia de Larrocha estudió en Barcelona con Frank Marshall, continuador de la escuela pianística de Enrique Granados, y con Ricardo Lamote de Grignon.
 
En 1935 actuó como solista en un concierto ofrecido por la Banda Municipal de Barcelona, y ese mismo año debutó en Madrid interpretando un concierto de Mozart con la Orquesta Sinfónica de esta ciudad, bajo la dirección de Enrique Fernández Arbós.

Desde 1947, en que inició su carrera internacional, Larrocha realizó la mayor parte de sus giras fuera de España; en 1953 hizo su debut en Gran Bretaña, en el Wigmore Hall de Londres, y en 1955 se presentó por primera vez en Estados Unidos con la Orquesta Filarmónica de Los Ángeles.
 
Al año siguiente formó un dúo con el violoncelista Gaspar Cassadó, y juntos se dedicaron a interpretar y difundir por toda España el repertorio de sonatas para piano y violoncelo.
 
En 1959 fue nombrada directora de la Academia Marshall de Barcelona (donde su marido, el también pianista Juan Torra, fue profesor), y allí llevó a cabo una importante labor docente.
 
En 1960, con motivo del centenario del nacimiento de Isaac Albéniz, se le concedió el gran premio del disco Académie Charles Cross de París, que obtuvo de nuevo en 1974. A lo largo de su carrera recibió numerosas distinciones, entre las que cabe mencionar la Paderewski Memorial Medal (Londres, 1961), la Orden del Mérito Civil, la Orden de Isabel la Católica y  la Medalla de Oro del Instituto Español de Nueva York. En 1982 se le otorgó la Medalla de Oro al Mérito en Bellas Artes, así como las Medallas de Oro al mérito artístico de la Ciudad Barcelona y de la Generalitat de Cataluña.
 
Alicia de Larrocha celebró su cincuenta aniversario como pianista en 1979, interpretando los cinco conciertos para piano de Beethoven acompañada de la Orquesta Sinfónica de Pittsburgh, dirigida por André Previn, en las ciudades de Pittsburgh y Nueva York.
 
Además estuvo en posesión de diversos premios discográficos como el Edison Award de Amsterdam, el Grammy de Estados Unidos o el Deutscher Schallplattenpreis de Alemania, Alicia de Larrocha fue nominada Músico del Año en 1978, por sus publicaciones Musical América y High Fidelity. Fue, además, doctora honoris causa en música por las Universidades norteamericanas de Michigan y Pittsburgh.
 
En 1985 obtuvo, junto con el compositor catalán Xavier Montsalvatge, el Premio Nacional de Música concedido por el Ministerio de cultura del gobierno español.
 
La pianista falleció el viernes 25 de septiembre de 2009 en el Hospital Quirón Barcelona a los 86 años como consecuencia de la evolución de un proceso cardiorrespiratorio.
 




0 comentarios:

Publicar un comentario