CARL DITTERS VON DITTERSDORF


Carl Ditters fue uno de los contemporáneos vieneses más prolíficos y versátiles de Haydn y Mozart. También fue uno de los músicos profesionales más atrayentes de su generación y su famosa autobiografía, completada dos días antes de su muerte, revela a un hombre de encanto, vivacidad y aprendizaje.
 
Viena, 2 de noviembre de 1739;
Neuhof, Pilgram, Bohemia, 24 de octubre de 1799
 
Su nombre original era simplemente Carl Ditters; estudió en Viena y tocó el violín en la orquesta de una iglesia local.
 
De 1751 a 1761 fue miembro de la orquesta del príncipe de Sachsen-Hildburghausen, y estudió música  con Giuseppe Bonno.
 
Después de que el príncipe  abandonó Viena, Dittersdorf se desempeñó exitosamente como violinista de orquesta y solista; viajó con Gluck a Italia en 1763. En seguida trabajó como Kapellmeister del obispo de Grosswardein (hoy Oradea)  de 1765 a 1769, sucediendo a Michael Haydn, y después entró al servicio del príncipe-obispo de Breslau en Johannisberg (hoy Jánsky´ Vrch).

Dittersdorf logró desarrollar ahí una eficiente y vigorosa profesión musical; compuso varias obras para teatro con textos italianos pero más obras alemanas para la escena, la mayoría de ellas para Viena; su Singspiel Der Apotheker und der Doktor (posteriormente conocida como Doktor und Apotheker) fue especialmente popular.

En 1770 fue hecho caballero de la Espuela Dorada y en 1773 distinguido con un título nobiliario por la emperatriz María Teresa, ganando el nombre adicional “von Dittersdorf”.
 
Después de la muerte del príncipe-obispo en 1795, Dittersdorf solamente recibió una  pequeña pensión. Escribió algunos Singspiele para un nuevo teatro de corte en Oels (hoy Oleśnica) en Silesia, pero en 1797 se retiró al Estado del barón Ignaz von  Stillfried en Bohemia.
 
Su autobiografía fue publicada  dos años después de su muerte.

Dittersdorf compuso en todos los principales géneros  musicales de su tiempo. Sus Singspiele están escritos, como los de Mozart, en una variedad de lenguajes prestados de la ópera italiana, pero tienen un elemento folclórico más marcado y todavía pueden proporcionar una excelente noche de entretenimiento.
 
También fue un importante y prolífico compositor de sinfonías, utilizando algunas veces títulos programáticos  (por ejemplo en las 12 basadas en la Metamorfosis de Ovidio) o en su faceta más atractiva, cuando adopta un vigor haydniano con sentido del humor.
 
Muchos de sus conciertos son para violín, los cuales también recuerdan a los de Haydn, mientras que su música de cámara, especialmente los cuartetos de cuerdas, es igualmente digna de ser reinterpretada.
 
 

 

0 comentarios:

Publicar un comentario