MARCEL DUPRÉ


Rouen, 3 de mayo de 1886.
Meudon, París, 30 de mayo de 1971.
 
El talento extraordinario de Marcel Dupré surgió de una infancia extraordinaria. Dupré era el único niño en un hogar que ha sido descrito como "un templo de la música":

Su abuelo paterno, Amable Dupré, fue durante 40 años el organista de la iglesia de Saint-Maclou en Rouen. Étienne Chauviére, su abuelo materno, era Kapellmeister de Saint-Patrice. Su padre, Albert Dupré (1860-1940) fue organista en el Saint-Ouen en Rouen de 1911 a 1939. Su madre, Alice Dupré- Chauviere era violonchelista y pianista.

Marcel Dupré fue un virtuoso del órgano francés de su tiempo, heredero de una gran tradición compositora
 de órgano francés romántico.


Dupré era famoso por su habilidad para improvisar; también compuso obras sustanciales y fue un recitalista ampliamente viajado a la vez que un maestro influyente.
 
Compositor y organista francés.

Hijo precoz de Albert Dupré, organista de St Ouen en Rouen, estudió órgano con Alexandre Guilmant y composición con Charles-Marie Widor en el Conservatorio de París.

En 1906 se convirtió en el organista asistente de Widor en St Sulpice, siendo su sucesor a partir de 1934.

Como profesor de órgano en el conservatorio (1925-1954), formó una línea de estudiantes muy sobresalientes, entre ellos Messiaen, Jean Langlais, Jehan Alain y Pierre Cochereau; más adelante tuvo brevemente a su cargo la dirección de la misma institución (1954-1956). Sus métodos de enseñanza eran estrictos y dogmáticos, y escribió varios métodos para el órgano. También hizo ediciones de Bach y de Franck.

Dupré tenía fama mundial como concertista y su brillantez técnica caracterizaba muchas de sus composiciones para órgano, sobre todo los ampliamente conocidos Tres preludios y fugas (1912), Variations sur un vieux noël (1922) y Deux esquisses (1945).


En contraste con las anteriores, se hace notar una cualidad más profunda y espiritual en obras como Cortège et litanie (1921), Évocation (1941), Le Tombeau de Titelouze (1943) y sobre todo en la magnífica Symphonie-Passion (1924) cuyo lenguaje armónico disonante y patrones de intenso ostinato influenciaron profundamente a Messiaen.

También habrá que mencionar los espléndidos Quatre motet (1916) para voces mixtas y órgano.



 

0 comentarios:

Publicar un comentario